La policía local de Aranda de Duero

Ya llevamos varios años viendo que en Aranda de Duero se está perdiendo el respeto a la policía local, que últimamente sólo se encarga de poner multas a vehículos que deberían no multar (algunos lugares del centro) y no poner multas en lugares que pueden provocar accidentes (final de la Avenida Castilla), hacer como que dirigen el tráfico en horas “punta” y poco más

Hace unos días, en esta noticia de Diario de la Ribera, hemos comprobado que realmente se ha perdido el respeto a la máxima autoridad municipal, lo cual se puede corroborar con la siguiente foto:

Coche volcado de la policía local

Y extraoficialmente se oyen comentarios (RadioPatio Arandino) que se trata de una patrulla que iba a cerrar el bar (o eso dicen) sobre las 8 de la mañana, a los cuales encerraron dentro de éste y volcaron su coche, encontrándose con ello tras abrirles y ayudarles otros ciudadanos. ¿Os imagináis esta escena enfrente de la Asklepios en Valladolid? Aunque allí se respeta más…

10 comentarios sobre “La policía local de Aranda de Duero”

  1. Jeje, cuando lo publiquen en el failblog hazlo saber que lo añado como actualización al post… es que, vaya tontunos dejarse putear así estos policías.

    Y mis pobres entradas programadas, ¡dónde habrán quedado! A ver si me pongo más con el blog, que el pobre estaba abandonadito.

  2. Weee, actualizas y modernizas locoooo. Que grán descubrimiento el failblog madre mia, yo quería haber hecho uno con nuestro examen de Compu pero bueno, seguro que tengo más oporunidades para ello xD

  3. En Asklepios o en cualquier sitio. Los “tuercebotas” de Valladolid se están buscando eso mismo. Mira que son incompetentes.

    Hablando de incompetentes… hace un rato he leido un post tuyo (http://www.cardenalmendoza.es/foros/tema/4958) en el que te quedas corto definiendo a nuestro “amigo” Don Paco, el del Claret. Aparte de ser un puto animal, no tenía ni idea de geografía ni religión, ni de nada. Ni siquiera de hacer deporte. Si es que se le podía llamar “educación física” a salir a correr por los descampados de Cantaburros. De esas llamadas marchas recuerdo que más de uno llegó a casa alguna tarde con unos puntos de sutura en la mano por alguna caída. (te hablo de los años 86-89) Menos mal que le perdí de vista en 5º de EGB. Sabes si sigue todavía vivo?

  4. Es que en el Claret sobraban bastantes profesores que no hacen más que chupar del bote sin enseñarte. Uno de ellos es Don Paco, porque viendo las clases de gimnasia de Israel y de él, pues ni punto de diferencia. Con uno aprendes y con otro… corres y saltas al potro, aprendiendo por tu cuenta. Además, si no eres bueno en Educación Física o no estás apuntado a todas las clases extraescolares deportivas, ya vas jodido.

    La última vez que le he visto ha sido en la bajada de los toros de fiestas de Aranda, que estaba en el balcón de su casa mirando, con una rodilla escayolada y con muletas. Al parecer tiene problemillas con la rodilla y se la han operado.

    Y lo que aún no entiendo es cómo no nos ha picado ninguna culebra en esas excursiones por la orilla del río, y cómo no nos hemos caído al río cuando corríamos por caminos de menos de 30 centímetros de ancho en las orillas del colegio. Porque, aunque ahora se critique mucho eso de que “lo de antes era mejor”, no me parece lógico lo de hacer correr a chiquillos de 9 años por la orilla del río sin vigilancia. Es peligroso, no somos responsables y muchos no sabemos nadar a esa edad; además de que el Duero está lleno de pozas peligrosas.

  5. Ya veo que las cosas no han cambiado mucho desde que me fuí de allí. (por lo que leo eres más joven que yo puesto que al tal Israel no lo llegué a conocer, sólo estaban en mis tiempos Don Paco y Rosendo) Efectivamente, si no eras bueno ne gimnasia estabas pero bien jodido. Lejos de animarte y hacer que el deporte fuera un placer, el dichoso Don Paco sólo consiguió mediante sus contínuas burlas y desmotivaciones que rechazara todo lo que tuviera que ver con la competición deportiva. Hasta bastantes años después odiaba hacer deporte, y jamás me ha apetecido echar ni una pachanga al fútbol con mis amigos. Espero que hayan erradicado de una vez lo de las “marchas” , porque es lo que dices… tiene cojones mandar a unos niños a correr por vertederos y por taludes peligrosos. Tal como están las cosas digo yo que también habrán terminado con la puta manía de las bofetadas, retorciminetos de orejas y coscorrones que nos metían por estar hablando(por ejemplo), sobre todo Javier Duque y nuestro amigo “Don Paco”. Recuerdo que alguna vez si tomaban manía a alguien, se cebaban con el. Hasta por tocar mal la flauta alguna ostia me dió el barbas con un regla de madera. De verdad espero que todo eso lo hayan cambiado. Lo negativo del Claret (todo esto que te cuento), lo he vivido con los “civiles”. Los curas, en el tiempo que he estado allí, eran inofensivos. Alguno estaba como una regadera, como el P. Martiniano, y otros, como el P. Eduardo, me parecía una persona de lo más entrañable.

  6. Ser policia es un trabajo vocacional dedicado a mantener el orden y la seguridad de los ciudadanos.Es lamentable que algunas de los agentes an olvidado esto y se pasan la mayoria del tiempo en las tabernas no cumpliendo con su deber y malgastando el dinero de los ciudadaanos.Damos gracias a Dios de que son los menos.Aranda es un pueblo traquilo gacias a los demas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.