Feliz Navidad y próspero año nuevo 2009

Desde estas modestas líneas os deseo a todos los lectores del blog una Feliz Navidad y un próspero año 2009, muy deseable al tratarse del “año de la crisis”.

feliz-navidad-pocoyo

Que en esta nochebuena se porte bien Papá Noel y os traiga un detallito e ir dejando la larga carta a los Reyes Magos, que si os habéis portado bien tendréis muchos regalitos.

No te van a dar duros a cuatro pesetas…

Hace unas semanas unos amigos míos me dijeron que iban a saltar a la fama, ya que iban a participar como extras en un anuncio de televisión que se rodaba en Valladolid. Las condiciones parecían muy buenas (teniendo tiempo, eso sí): trabajar de 19:00 horas a 7:00 horas durante tres días máximo, cobrando cada día 70 euros. Así que como en épocas cercanas a las vacaciones escolares de navidad se tiene más tiempo libre, decidieron apuntarse.

Hoy me he encontrado con la siguiente entrada de Patoroco: Mi primer casting II: engaños, coches y suecos… Ahí pude comprobar que los refranes que decían nuestras abuelas de “lo barato sale caro” o “no te van a dar duros a cuatro pesetas” se cumplen incluso hoy en día. Y es que cuanto más dinero tiene una empresa, más escasea en recursos (alquilar coches por 20 euros aprovechándose de los propietarios), más intenta engañar escondiéndose en la ley (miente a los propietarios no diciéndoles todo lo que va a ocurrir y cuando ocurren las desgracias no se quieren responsabilizar de nada al no haber contrato firmado) y más se aprovecha de gente trabajadora que pretende ganar algo de dinero para hacer más llevadera esta crisis de una forma relativamente fácil (les prometen más dinero del que luego les dan y no pueden reclamar al no tener nada firmado).

En resumen, en esta sociedad que estamos creando poco a poco cada vez hay que andar con más ojo y más alerta, ya que parece que todo el mundo intenta engañarte como puede para sacar el máximo beneficio personal a costa de los demás. Y lo bueno que tiene es que de golpes se aprende en la vida, y estos golpes son los que se enseñan a nuestros hijos, por lo que la gente poco honrada cada vez lo va a tener más complicado.

Feliz Navidad y próspero Año Nuevo

Me hace especial ilusión felicitaros a todos los que visitáis mi blog (que por ahora puedo contar con los dedos de una sola mano) las presentes navidades, y sobre todo por ser la última madrugada (esas en las que yo siempre estoy despierto) de este año al que tengo tanto desprecio, el 2007.

Sí, este año ha sido una pesadilla, ya que muchas cosas han salido mal (sobre todo con Hacienda, que en vez de recaudar impuestos, atracan a los contribuyentes a mano armada y sin ley por medio que nos proteja) aunque otras han ido muy bien, como eso de aprobar todas las asignaturas del curso (llevaba dos años sin pasarme). También tengo que reconocer que desde 2004 los días han sido bastante más tristones, exactamente a partir del 1 de mayo de 2004 a las 00:30 horas, cuando perdí a mi abuela Avelina en cuanto a su forma psíquica, ya que como física sigue ahí. Pero bueno, pasarán los años que cicatrizarán las heridas que actualmente están abiertas.

Buf, me estoy poniendo muy triste y no quiero, que es Navidad y es una época en la que se ha de estar feliz y animado, aunque lo que es en mi familia el espíritu navideño este año no ha pasado, de hecho, mi casa no tiene ni un adorno (he de reconocer que por vagancia, por no ponerlos y quitarlos, jeje). En lo que se refiere a adornos navideños tengo que destacar que en Aranda de Duero, mi pueblo natal, este año se han esforzado mucho y han decorado todas las calles, plazas y demás con abundancia y elegancia. ¡Un minipunto para el alcalde Sr. Briones! Siempre ha tenido buen gusto en decoración, la verdad.

Y para no alargar más esta entrada, desearos a todos una feliz navidad y un próspero año nuevo 2008, el cual espero que sea bueno para mí y para vosotros. No os atragantéis con las uvas dentro de unas horas y a salir por ahí en Nochevieja para estrenar el año como Dios manda (eso sí, abrigaditos que el tiempo no acompaña).