Fiestas de Aranda 2008 (II)

Otro día de fiestas en Aranda. Hoy domingo, el día de la función. Aunque la tradición nos manda ir a misa por la mañana y luego dar una vuelta por el centro hasta la hora de comer, creo que en todos los años de mi vida sólo ha ocurrido en una o dos ocasiones. Siempre, después de empezar las fiestas fuerte, y más cuando toca algo de frío por la noche, gusta quedarse en la cama justo hasta la comida (ya puesta y servida, por supuesto).

Después, lo lógico hubiera sido ir con prisas para la corrida de toros, pero como el ayuntamiento es un cagao y el empresario un mafioso existen algunos problemas con la legalidad de la plaza, este año no toca, respetando la decisión votada por nuestra peña de no ir a los toros (aquí es el momento de decir que el empresario da a la peña abonos, es decir, todas las entradas de las corridas, por un precio «módico»). Así que tardes tranquilas nos esperan.

Pero ahí está la noche, que tras la bajada de los toros sin haber ido a los toros, encontrarme con Rubén y cenar en la bodega de la peña -unas mesas y bancos bajo la luz de la luna en pleno centro de Aranda-, se acude a los actos que el Ayuntamiento nos ofrece: concierto y verbena. En esta ocasión, el concierto gratuito era de Pignoise (domingo 14 de septiembre, 23:45 horas, Centro Cívico); llegamos a dos putas canciones un poco tarde porque la cena se alargó, pero sirvió para hacernos una idea de ellos: un directo bastante bueno, donde la batería y la guitarra eléctrica eran idénticas -misteriosamente idénticas- a las del disco y la voz sonaba genial. Se puede decir que es de los recomendables. Tras acabar es cuando vas a la verbena en la plaza, siempre en el puto descanso, que con algo de miedo llegas pensando si sonará bien o mal. En este caso, una orquesta llamada Golden, no nos decepcionó y sonaba bien, siendo ciento y la madre (unas 16 personas entre músicos y cantantes). Nos entretuvo un ratillo hasta que el cansancio del día llega pidiendo casa.

Ahora, aquí y a estas horas, preparándome para irme a dormir, ya estoy pensando en lo genial del día siguiente de fiestas y esperando que el resto de Aranda se lo esté pasando bien. Y los que no estén aquí (muchos, lo sé), pues que se animen algún año y vengan, que seguro que no les decepciona. ¡Y felices fiestas de nuevo!

2 comentarios sobre “Fiestas de Aranda 2008 (II)”

  1. Hola!! Espero que continúen bien las fiestas. Alagado me siento cuando he sido nombrado en tu Actualización. Quedan unos días para irme a Londres. Viviré en el primer piso, según fuentes fiables. Bueno, compañero, que a la vuelta de Londres nos vemos por los apartas, y a liarla. Un saludo!!

    By Rubén´s

  2. Buenas Rubén. Las fiestas siguen viento en popa… ya ves en las siguientes entradas, jeje.

    Bueno, así que de vecinos puerta con puerta nada, según las fuentes fiables que no puedes revelar por ser periodista, xD. ¡Qué pena! Ya hay que coger ascensor o escaleras… jo. Al menos que sea en el portal 1 ó 2, que está más cercano y accesible.

    Ya nos contarás a todos (me da que Naza también estará entre nosotros) a tu regreso de Londres todas tus historias (fin de Erasmus, prácticas en Oviedo, viaje a Londres y más).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.